martes, 28 de enero de 2014

Las primeras nieves


El día de Navidad fuimos a pasar  cuatro días a la montaña al pueblo de Lles en la Cerdanya catalana. Arnau quería ver la nieve y no sabíamos con certeza que nevase. Pero justo antes de cenar en Cal Rei unos pequeños copos de nieve nos sorprendieron gratamente aunque con descontento al ver que no cuajaban. A la mañana siguiente nos despertamos con una pequeña nevada, pero no cuajaba y salimos con el coche a buscar la nieve.

  

Arnau hizo un ángel en la blanda y crujiente nieve. Se llevó una desagradable sorpresa, se pensaba que la nieve era calentita como una mantita.



Los esfuerzos bajo una ventisca de nieve.


 

Y el triunfo final al día siguiente al amanecer.



Ese día fuimos a la fábrica de Llanes el pont de Arseguèll, una locura para mí y muy poco tiempo el que estuve.


Tenían herrería y carpintería, para arreglar y hacer los engranajes que se fuesen estropeando, eran autosuficientes y eco.


Aquí está la lavadora, la primera!!! de 1800.


El diablo


Todas las máquinas funcionaban con la fuerza del agua


Aurita helada de frío.


La cardadora y sus recambios eco, cardos de río.


 

Una batanadora



Con esta máquina dejaron de trabajar 200 trabajadoras.



Bellezas tipográficas.


Estaba la fábrica llenita de gatos.




Con esta curiosa máquina hacían y se hace el tejido circular de los calcetines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario